La red de Alastria

La red Alastria

En varias de nuestras entradas previas hemos mencionado a la red Alastria como la red en la que Lázzaro está basada y en la que registra todas sus transacciones. En este a nuevo post trataremos de explicar, para aquellos que no aún no la conocen, qué es Alastria, como nació y creció, cuál es su funcionamiento básico y, a partir de todo esto, las razones por las que Lázzaro ha optado por esta red y no cualquier otra.

¿Qué es la red de Alastria?

La red de blockchain – ese libro de contabilidad del que hablábamos en nuestro primer post – escogida por Lázzaro es Alastria. Esta es la primera red permisionada basada en blockchain sujeta a la regulación de un país del mundo y ha sido formada de manera colaborativa y voluntaria por más de 500 agentes de empresas de heterogéneos sectores y tamaños, asociaciones, entidades públicas y académicas españolas. 

Permisionada quiere decir que está basada en la regulación nacional y cuenta con diferentes permisos en función del tipo de socios que se adhieran para desarrollar diferentes servicios. Colaborativa y voluntaria viene de que su desarrollo está basado en código abierto y participantes de distintas organizaciones han trabajado conjuntamente en la creación y extensión de la plataforma. Además, cualquier organización que quiera disponer de una herramienta para desarrollar su propia estrategia Blockchain para distribuir y organizar productos y servicios para el mercado español puede unirse a la red si es aprobada por la Junta Directiva.

Nacimiento y desarrollo de la red

Alastria nació con la visión de aprovechar la capacidad de interacción y el carácter distribuido, transparente y seguro de la tecnología blockchain e investigar su potencial para modelar con representaciones digitales – “tokens” – los procesos diarios y activos con los que trabajan de los agentes involucrados. Dado el crecimiento vertiginoso del número de socios de Alastria, la red se ha ido extendiendo a cada vez más sectores y pretende acelerar la transformación digital de los procesos actuales, y crear un nuevo paradigma de innovación colaborativo y multisectorial de forma muy eficiente.

Algunos ejemplos pueden ser Councilbox, que ha desarrollado una plataforma para la celebración de reuniones corporativas de forma telemática, y estas son certificadas a través de Alastria para dar evidencia de validez legal. Entre los servicios ofrecidos están el voto electrónico, la transcripción electrónica del acta de la reunión, etc, se registran en la red por como Smart Contracts y son corroborados, autentificados y almacenados por todos los nodos. O también el despacho de abogados Clarke, Modet & Co que genera Smart Contracts para automatizar el registro documental de una propiedad intelectual en producción y definir los requisitos, validación de leyes y resultados. 

Arquitectura de la red

La red Alastria pone a disposición una plataforma común que esta en continuo desarrollo. Está construida sobre Quorum y está formada por un conjunto de nodos de distintos tipos según su función en la red. 

Los nodos regulares reciben información de fuentes externas, en nuestro caso la plataforma de Lázzaro, e insertan las transacciones en la red en forma de Smart Contracts. En ellos se puede incluir casi cualquier lógica empresarial y legal que sea necesaria para el servicio o proceso que se trate. A día de hoy, el nodo regular que usa Lázzaro es el iobuilders.  

Las transacciones pasan después al siguiente nivel, los nodos permisonadores   que son los encargados de verificar la veracidad de las mismas para después validarlas. Cuando cualquier otro nodo, cuando se conecta por primera vez a la red, se conecta a uno o varios de estos nodos, y a partir de ahí conoce y se da a conocer al resto de nodos.

Finalmente los nodos validadores ejecutan el algoritmo de consenso BFT y generan el nuevo bloque en la cadena. Una vez generado, la información del nuevo bloque desciende de nuevo a los validadores y a los reguladores, y así la información es extendida a todos los nodos de la red. De esta manera, los registros son compartidos por los nodos de la red, públicamente accesibles y de identidad legalmente validada. 

¿Y por qué Alastria?

Como se ha mencionado anteriormente, a la hora de computar las transacciones, Alastria ejecuta el algoritmo de consenso del del BFT de Estambul que requiere mucha menos potencia computacional y consumo de energía que el clásico mecanismo de PoW en el que se basan la mayor parte de otras redes. Al estar comprometidos con el medio ambiente y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hemos optado por Alastria frente a otras redes más comunes como pueden ser Ethereum.

Además, al ser Alastria red semipública permisionada, cualquier miembro de la red puede consultar las transacciones registradas en la red, de manera que cualquier usuario de Lázzaro puede acceder a la información de manera transparente. Y finalmente, desde Lázzaro queremos apoyar y contribuir en esta iniciativa colaborativa y rompedora que tanto impacto está teniendo en nuestro país.